Arréglalo tú mismo

Ahorra tiempo y dinero con la ayuda de Areeta

Trucos para no tirar la comida

frigoNo hay nada peor en el mundo que vernos obligados a tirar comida que teníamos en el frigorífico. Por ello, lo principal es mantenerlo en las mejores condiciones de limpieza. Y no nos referimos a eso de pasar solo un trapo a las baldas. El frigorífico es la caja fuerte de la alimentación de una familia, por ello, no se debe esperar a que huela mal para actuar.

Lo ideal sería ponernos manos a la obra antes de cada compra, con la llegada de nuevos productos. Con la excusa de la limpieza, también aprovechamos para hacer revisión de lo que tenemos a punto de caducar o que hay que comer antes, porque no hay nada peor en el mundo que tener que tirar la comida por una falta de previsión. Alexandre Fernandez, autor de  “No tires, la nueva cocina de aprovechamiento”, señala que con unas buenas prácticas en la conservación de nuestros alimentos, no tendríamos por qué tirar nada.

Lo primero, desenchufarlo para no correr riesgos innecesarios sería lo ideal, pero también hay que tener en cuenta que mover estos aparatos, cada vez más grandes, es complicado. Si no es así, los frigoríficos de hoy en día aguantan nuestra limpieza, aunque nosotros tendremos que soportar los pitidos de algunos modelos avisando que están abiertos.

Después pasaríamos a retirar toda la comida de la puerta, cajones y baldas. Una vez vacío el frigorífico pasamos a su limpieza. ¿Herramientas? Un paño,  una solución previamente preparada con bicarbonato de sodio y un poco de agua, o también puedes utilizar un producto. específico para la limpieza de frigoríficos o simplemente amoniaco. Para rematar, un paño seco. No olvidemos la goma de las puertas que son un foco de suciedad por su inaccesibilidad. Para ello nada mejor que un cepillo de dientes. ¡La suciedad no podrá con nosotros!

Ya por fuera la cosa cambia dependiendo de cómo sea nuestro frigorífico. Con un paño humedecido en agua jabonosa sería suficiente.

La fruta por más tiempo

Recuerda que simples hábitos pueden hacer que nuestros alimentos duren más y en mejores condiciones. ¿sabías por ejemplo que se recomienda sacar la fruta de las bolsas de plástico? La fruta necesita oxigenarse y si las guardamos en bolsas cerradas pierden sabor y nutrientes. Tampoco es conveniente mezclar diferentes tipos de fruta más o menos perecederas. Lo ideal sería separlas en nuestro frigorífico en función de su caducidad:

– Frutas delicadas: aguantan en el frigorífico entre dos y tres días como máximo. Frambuesas, grosellas, fresas, moras.
– Frutas con hueso: no guardarlas más de una semana. Albaricoque, ciruela, melocotón, aguacate.
Cítricos maduros: se conservan hasta diez días en el frigorífico. Limón, naranja, pomelo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en junio 17, 2014 por .

Navegación

A %d blogueros les gusta esto: