Arréglalo tú mismo

Ahorra tiempo y dinero con la ayuda de Areeta

¿Dónde guardamos las sobras de Nochebuena?

NocheBuenaEs la época de la abundancia, de comer más de la cuenta, de ofrecer a los invitados los manjares que nuestros bolsillos puedan permitirse…todo con tal de celebrar estas fechas caracterizadas por reunir a las familias en torno a una mesa. Es momento de compartir, de celebrar siempre entre comida, comida y más comida el encuentro de la Navidad…pero ¿qué pasa cuando se apagan las luces y despedimos a los invitados?

A casi todos nos ocurre cada año el tener que hacer auténticos tétris en nuestro frigorífico para guardar la comida sobrante. Pásalo a este plato, a este táper, envuélvelo para mañana, lo reservo para unas croquetas, quita esto y mete lo otro, haz sitio por aquí, por allá…nuestro pobre frigorífico también se lleva un atracón en estas fechas. Eso sí, la forma en que coloquemos los alimentos sobrantes será determinante para alargar su conservación. Tampoco hay que colocar un exceso de comida en él porque si se llena demasiado y no hay espacio entre alimentos, el aire de refrigeración no circula bien y la distribución de la temperatura se puede ver afectada.

La primera norma, tanto en la nevera como en la despensa, es colocar los productos recién comprados detrás de los antiguos en el caso de que aún quedaran existencias de compras anteriores y lo que queramos congelar a ser posible separados por familias (carnes, pescados, verduras, precocinados, postres).

Respecto a las frutas y hortalizas salvo en épocas de calor se mantienen bien a temperatura ambiente durante algunos días. Además hay que tener en cuenta que el frío lejos de conservar puede incluso acelerar la maduración de algunos productos (es el caso del tomate, los plátanos o las cebollas y ajos, por ejemplo).

La Pirámide del Frigorífico
Parte Superior (la menos fría en torno a 8ºC): lácteos y embutidos
Parte Central (4-5ºC): alimentos ya cocinados y aquellos productos en cuya etiqueta figure “una vez abierto, consérvese en frío”
Parte Inferior (2ºC, la zona más fría): alimentos frescos tipo carne y pescado para cocinar próximamente
Puertas (10-15ºC): bebidas, botes, mermeladas, huevos..
Congelador: alimentos congelados separados por familias

Es muy importante que cuando introducimos un alimento en la nevera mantengamos la cadena de frío para garantizar que el alimento que ingerimos este en perfecto estado y conserve todos los nutrientes. De esta manera nunca expondremos a los alimentos a cambio de temperaturas extremas, como por ejemplo de recién cocinado a nevera o a congelador, sino que cambiaremos su temperatura de manera progresiva.

Según las estadísticas es en los productos frescos donde se produce un 40% del desperdicio, es decir, que muchos del marisco, fruta o verdura que comemos estas navidades acaban en la basura por no tener una buena previsión. Así antes de tirarlos a la basura o llegar a odiar los langostinos por tenerlos para desayunar, comer y cenar en estas fechas, recuerde hacer con cabeza la compra antes de la gran cena. La recomendación, por obvia que parezca, es elaborar una adecuada lista de la compra. Tener en cuenta que son productos altamente perecederos y calcular el número de comensales. El frigorífico, nuestro mejor aliado para tener unas Felices Fiestas.

Más información en http://www.youtube.com/watch?v=veGLi7hqMP0#t=104

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en diciembre 21, 2013 por y etiquetada con , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: